Auditorías Eléctricas

AUDITORIA ELECTRICA (ISO 50001)

 

Las auditorías en electricidad son ahora una práctica habitual en las empresas o instituciones que buscan un compromiso con la seguridad de su persona, es por ello que se implementa un programa de seguridad eléctrica con el fin de identificar y analizar los diversos problemas a presentar en un sistema eléctrico. Estas auditorías pueden realizarse para evaluar el avance de un programa o bien pueden realizarse al inicio del programa de seguridad eléctrica, para conocer en detalle la situación en que se encuentra la empresa. Esta información resultará muy valiosa y podrá ser utilizada luego como herramienta de medición para evaluar el mejoramiento continuo.

Objetivos de las auditorias eléctricas

  • Verificar en forma objetiva y documentada el cumplimiento de las normas vigentes; y de los compromisos adquiridos por la empresa y los especificados en el CNE e ISO 50001, para el ahorro energético.
  • Identificación y evaluación de todas las no conformidades en relación con la prevención de riesgos eléctricos para el personal, los equipos y la pérdida de confiabilidad de los procesos.
  • Diseñar y confeccionar la estrategia y metodología para la implementación de un plan de prevención de riesgos eléctricos en toda la empresa, que considere, entre otras: herramientas, capacitación, comunicación interna, folletos, trípticos, videos, etc.
  • Determinar las acciones de mejoramiento necesarias para lograr un sistema de mantenimiento que integre aspectos como: Confiabilidad Eléctrica, seguridad eléctrica, información del mantenimiento y procedimientos recomendados para el mantenimiento.
  • Identificar los riesgos asociados a deficiencias en el mantenimiento detectadas durante la ejecución de la auditoría.

Metodología

Las auditorías eléctricas constituyen la base para desarrollar un programa integral de seguridad eléctrica que permita evitar la ocurrencia de accidentes a causa de, u ocasionada por la energía eléctrica. Para ello las auditorías eléctricas, se dividen en 3 grandes fases, que son las siguientes:

  • Actividades de pre-auditoría y revisión de información existente
  • Actividades de auditorías in situ.
  • Estrategia de implementación

Actividades de pre-auditorías

En esta etapa el equipo auditor debe recibir la información pertinente por parte de la empresa a auditar, definir las responsabilidades inherentes a las auditorías y confeccionar los listados de verificaciones de acuerdo a las instalaciones y las normas a auditar.

Se debe revisar la información existente en la empresa, en relación a planos, autorizaciones, certificaciones, mantenimiento, procedimientos y todo lo que tenga relación con los trabajos, instalaciones y equipos eléctricos. En general, se revisan los antecedentes disponibles que puedan ser útiles para evaluar el sistema eléctrico o si tuviese el programa de seguridad eléctrica.

Visitas de campo y auditorías

Después de ver los antecedentes entregados por la empresa a auditar, los consultores desarrollan una revisión independiente refiriéndose a todos los aspectos que conforman un buen sistema eléctrica o un buen Programa de Prevención de Riesgos y Mantenimiento Eléctrico. En este sentido, se destaca que las visitas a terreno y auditorías estarán orientadas a desarrollar una evaluación profunda de las actividades que se llevan a cabo y que, de alguna manera, podrían estar comprometiendo su buen desempeño en relación a la seguridad eléctrica.

 

 

Estrategia de implementación

La elaboración de un programa de actividades bien diseñado será lo que permita a la empresa materializar un Programa de Prevención Riesgos y Mantenimiento Eléctrico exitoso. Para su efectiva implementación es necesario generar el compromiso de los participantes y desarrollar capacidades técnicas relativas a la prevención de riesgos eléctricos, tanto en el ámbito corporativo como entre los responsables de las líneas de proceso. Para obtener esto, se debe generar un programa de capacitación que permita tener una retroalimentación de su efectividad.

Importancia de una auditoria eléctrica

Las auditorías en los sistemas eléctricos, ayudan a los directores de empresas a optimizar sus sistemas. Una auditoría eléctrica realizada por profesionales ayuda a definir los problemas que están afectando a los programas de seguridad y mantenimiento, y esto será justamente lo que permita desarrollar soluciones realmente eficaces:

  • Mejora la seguridad de las personas y de los equipos y/o instalaciones
  • Permite detectar acciones y/o condiciones inseguras para las personas. Así como posibles puntos de falla en los equipos.
  • Reduce los costos operativos, puesto que la metodología se basa en “Seguridad y mantenimiento de los equipos y/o sistemas eléctricos críticos”. Reduce los incidentes no deseados.
  • Mejora la productividad, disminuye las detenciones de planta no deseadas, al evaluar los programas de mantenimiento y su aplicación directamente en el campo.
  • Minimiza o elimina costos, el conocimiento de los hechos elimina las costosas especificaciones y compras basadas en “conjeturas”.

Si su empresa está a punto de someterse a una expansión, comprar nuevo EPP, contratar capacitación o implementar nuevos programas de mantenimiento, una auditoría puede ayudarle a extraer más rendimiento de sus sistemas existentes; demorando, de este modo, la necesidad de comprar o contratar.

Además, la auditoría puede ayudarle a determinar con exactitud el tamaño correcto de los componentes, equipos o EPP en lugar de adquirir uno excesivamente grande sólo “por si acaso”. Y, esto… ¡le ahorrará mucho dinero!.